Artes visuales

Inauguración expo “Por las Concepciones que no tuve”

El trabajo de Melania Lynch opera en el tiempo presente de un proceso continuo. Es difícil, si no imposible, saber cuándo comenzó, porque es una permanente acción del tiempo del ahora. En esta instancia sin embargo, es el cierre de un proceso de búsqueda en torno a la idea del cambio, una manifestación de la transformación en sí misma. A partir de un trauma, una experiencia que marca el propio vivir, se genera un cuerpo de obra que ha examinado la figura serpentina para explorar la serie de metamorfosis que devienen a partir de la constatación de ese hecho iniciático, que es también un punto de partida para la sanación. Para su exposición en Sala Artistas del Acero, Lynch generará una instalación hecha en base a serpientes y pinturas, obra que se conecta con una cualidad onírica como en el campo de acción que propuso enérgicamente el surrealismo; donde se abren nuevas e infinitas posibilidades del imaginario humano que abraza lo que no controla. Lo que Jung llamaba la sombra. En esa incertidumbre o incluso pausa del orden, Lynch pareciera fundirse en una fluidez del saber que utiliza, en su esencia y en su forma, la intuición como método. Aquí hay un paso respecto de la raíz común primigenia que describe el cuento Vasalisa, un relato popular eslavo recogido por Alexander Afanasiev titulado originalmente ‘Wassalyssa la Sabia’, en el cual una muchacha debe enterrar su pasado temeroso y aprender a vivir como una mujer libre y sabia, que se conecta permanentemente con su conciencia. Vasalisa es un arquetipo cuyo personaje se plantea una particular manera de ser-en-el-mundo natural, y que ha sido tema fundamental del trabajo de Lynch por más de veinte años. Una anhelo que responde a otra lógica de relación entre los objetos, las personas, la naturaleza y el propio cuerpo como un todo. Así, las ideas de transmutación y de viaje, tanto físico como interior, que devienen de propuestas anteriores como Estado de Muda (Quillota, 2017?) e Instituto Nacional del Futuro Incierto (Moscú, 2018), estarán aquí sugeridas en esta instalación desarrollada en base a materiales simples y nobles a la vez, los que indican también esa fragilidad de lo que desaparece en lo que se transmuta. Vasalisa viaja hacia su interior, entendiendo siempre que todo viaje es transformación. Y luego de esa mutación, toda nueva posibilidad, un nuevo camino por descubrir. Daniela Berger / Curadora

La inauguración se realizará el 24 de junio a las 19:00 horas. La muestra estará presente desde el 24 de junio al 14 de julio en Artistas del Acero.